¿Cómo detectar la depresión en un adolescente?


La depresión es un trastorno del estado anímico que afecta tanto a niños, adolescentes, adultos, incluso adultos mayores. Este estado te limita en cuanto a tus expresiones emocionales, tienes dificultades para controlarte emocionalmente y no sabes que es lo que te está pasando, que es la diferencia entre la tristeza y la depresión porque no precisamente por ver a alguien triste es porque está deprimido.

Es un trastorno mental frecuente, que va asociado al estado de ánimo, a la tristeza, a la apatía, a la irritabilidad y se caracteriza por la presencia de una tristeza profunda, que debe de estar presente por al menos 2 semanas.

Afecta la manera en que su hijo adolescente piensa, se siente y se comporta, y puede provocar problemas emocionales, funcionales y físicos. Estos sentimientos hacen que les sea difícil tener una vida normal y hacer sus actividades habituales, les dificulta disfrutar la vida o incluso superar el día.

No es fácil reconocer la depresión, para que se dé la depresión tienen que existir una serie de componentes y factores que se interrelacionan, factores psicológicos, biológicos, psicosociales y emocionales que están ahí entre sí, y para que esto se detecte tendríamos que ver que están afectando su vida diaria, su desenvolvimiento social, lo que se propone para ser como persona en la vida e incluso sus objetivos.

Los síntomas de depresión pueden variar en su gravedad, pero los cambios en las emociones y el comportamiento del adolescente pueden incluir los siguientes ejemplos.

  • Sentimientos de tristeza profunda, los cuales pueden incluir episodios de llanto sin razón aparente

  • Frustración o sentimientos de ira, incluso por asuntos menores

  • Sentimientos de desesperanza o vacío

  • Estado de ánimo irritable o molesto

  • Pérdida del interés o del placer en las actividades cotidianas

  • Pérdida de interés en familiares y amigos o estar en conflicto con ellos

  • Autoestima baja

  • Sentimientos de falta de valoración de sí mismo o culpa

  • Fijación en fallas pasadas o autoinculpación o autocrítica excesiva

  • Sensibilidad extrema al rechazo o al fracaso, y excesiva necesidad de aprobación

  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas

  • Sensación continua de que la vida y el futuro son sombríos y desalentadores

  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio Cansancio y pérdida de energía

  • Insomnio o dormir demasiado

  • Cambios en el apetito: disminución del apetito y pérdida de peso, o aumento de antojos de alimentos y aumento de peso

Consumo de alcohol o drogas.

Los amigos o familiares pueden tener buenas intenciones al decirle a alguien con depresión que "se le quite", o "se le pase", que "sea positivo" o "puede ser más feliz si se esfuerza más". Pero la depresión no es una señal de debilidad o un defecto de carácter. La mayoría de las personas con depresión necesitan tratamiento psicológico para mejorar.


Afortunadamente, la participación temprana de los profesionales de la salud puede acortar el período de enfermedad y disminuir las probabilidades de perder lecciones de vida importantes.

406 vistas

Central Telefónica: 2250-5059

Dirección: San José, Desamparados, costado Este de la plaza de deportes.

info@santacatalinacr.com

Urgencias 24/7

Desarrollado por Media Impacto.